(Delegación Interinsular de Las Palmas)
 (Delegación Interinsular de Las Palmas)

La gaveta del Bridge

Te ofrecemos este rinconcito donde iremos poniendo cosas variadas sobre el bridge que quizás te puedan interesar.

Con Zia Mahmood...

Zia Mahmood, es uno de los grandes del Bridge.

 

Como ya te hemos comentado en otras ocasiones, es un gran jugador y un escritor fabuloso, tanto que, de su libro Bridge My Way dijo Omar Shariff que era el mejor libro de bridge jamás escrito.

De entre todos sus libros, hay uno tremendamente simpático y curioso: Pregúntale a Zia1.

 

 

Responde a todo tipo de preguntas, desde si es de mala etiqueta comentar las manos nada más jugarlas, cuánto tiempo se tarda en aprender Bridge, cuál es el mejor atributo de un jugador de bridge y así otras tantas cuestiones curiosas o simpáticas hasta llegar a 50.

Como estamos en La Gaveta, y es una sección dirigida a los jugadores que tienen una gran ilusión por este juego, te he seleccionada una pregunta:

¿Cómo puedo aprender a contar?

 

(La respuesta que te ofrecemos aquí es un resumen traducido. Te aseguramos que es mucho mejor en su versión original. Te recomendamos su lectura: ameno, divertido y didáctico.)

RESPUESTA:

¡Para de usar los dedos!

De todos modos no tienes suficientes. Y es más fácil concentrarse si no tienes que pararte y recalcular tu posición tras cada baza.

Hagamos una cosa sencilla como destriunfar.

Tienes un palo como este:


 

Muerto

A Q 10

 

Declarante

K J 4 3 2


 

No hay ninguna baza perdedora pero ¿cuántas rondas vas a tener que destriunfar? He visto a gente que ha estado jugando durante años y esto es lo que sucede en sus cabezas:

Tengo cinco, y el muerto tiene tres, lo que hacen ocho. Trece menos ocho son cinco, por lo que los oponentes tienen cinco picas.”

Destriunfan una ronda y continúan del siguiente modo:

Han salido cuatro. Me qedan cuatro en mi mano y dos en el muerto. Cuatro mas cuatro y mas dos son diez, y trece menos tres son diez, por lo que a los oponentes le queddan tres picas.”

Vuelven a destriunfar y siguen:

Tras dos rondas, han salido cinco triunfos. Me quedan tres en mi mano y uno en el muerto. Ocho, mas tres mas uno son doce, por lo que trece menos doce da una y ese es el triunfo que le queda a uno de los oponentes.”

Ahora, tienes que concentrarte en otras cosas como entradas, impases y cuando tienes todo esto en tu cabeza, ¿cómo vas a poder destriunfar de ese modo?

Es muchísimo más fácil pensar en términos de una posible distribución inicial del palo de triunfo. Tenemos ocho, por lo que los oponentes tienen cinco, y pueden estár divididos de una de estas tres maneras:

- Un oponente puede tener cinco picas y su compañero ninguna.

- Un oponente puede tener cuatro picas y su compañero una.

- Un oponente puede tener tres picas y su compañero dos.

Esto significa que el palo puede estar dividido o distribuido de una de estas formas: 5-0, 4-1 o 3-2.

Si en la primera ronda de triunfos un oponente no sirve, el palo está 5-0 y y necesitaremos destriunfar cinco rondas. Por eso, si destriunfamos y ambos oponentes siguen el palo, eliminamos la distribución 5-0 de la lista. Si un oponente no sirve en la segunda ronda de triunfos, es que el palo está 4-1 y necesitaremos destriunfar cuatro rondas. Pero si ambos oponentes sirven en la segunda ronda, es que el palo está 3-2 y necesitaremos destriunfar en tres rondas.

Es importante que practiques las distribuciones posibles para llegar a trece. Entonces, automáticamente sabrás cómo está dividido el palo.

Por ejemplo, si tienes tres cartas en un palo y el muerto tiene cuatro, los oponentes tienes seis, y el palo puede estar del siguiente modo:

3-4-6-0

3-4-5-1

3-4-4-2

3-4-3-3

Puedes hacer ejercicios como este en lugar de contar ovejitas si te da insomnio por la noche. Puede que no te ayude a dormir, pero desde luego que te ayudará en el bridge, porque el simple proceso de contar se automatizará, dejando tu mente libre para ¡concentrarte en las cosas importantes!


 

1Ask Zia. De Zia Mahmood y David Burn. Editado por Metro Books.

De nuevo, un regalo de Andrew Robson ...

(Este artículo y otros muchos los puedes encontrar en andrewrobson.co.uk)

 

Declarando contratos difíciles de 1ST

 

Todos tememos declarar 1ST, pero mira el lado bueno:

  1. Los oponentes detestan defender contra 1ST (y eso que son dos)
  2. Para derrotarte deben hacer más bazas que tú.

En un contrato de 3ST, si permites que los oponentes corran un palo largo, probablemente estarás caido. Pero no en 1ST, ya que como tienes más tiempo, puedes permitirte perder más bazas.

 

Y el tiempo es la clave. No te apresures, sé feliz de perder la salida. Tras siete bazas, un experto se hará probablemente cinco. Dos caídas. Pero habrá despejado el escenario y podrá ganar todas (o la mayoría) de las bazas restantes.

 

Jugando 1ST, de los siguientes tres palos de picas ¿Cuál preferirías jugar?

 

A.

B.

C.

Muerto
 8 5 4

 
Declarante
7 6 3 2

Muerto
 K 4


Declarante
A 6 3 2

Muerto
J 9


Declarante
10 8 3 2

 

 

El peor es el B. No hay esperanza para una baza extra. Juegas A  y K  y todo lo que consigues es afirmar las picas de los contrarios. La única vez que jugarás en B será porque ya tienes hechas cinco bazas y estás corriendo para llevarte el contrato a casa.

 

El mejor es C. Tienes una bonita secuencia de cuatro cartas. Tarde o temprano forzarás a que salgan el AKQ  y afirmarás tu 10 o tu 8 como ganador, sin que le hayas establecido ninguna baza extra a los oponentes. Siempre se harán siempre el AKQ.

 

En medio está A. No es mala -los oponentes van a ganar sus picas de todos modos-. Y podría ser buena si las picas estuvieran 3-3, proporcionándote una afortunada decimotercera baza ganadora. Los expertos, a menudo, jugarán en este tipo de palos débiles, esperando que los oponentes se equivoquen y les regalen una baza extra en otros palos.

 

Recuerda: el contrato de 1ST es un maratón, no una carrera corta.

La tortuga gana, la liebre pierde.

 

 

 

 

 

Descartar perdedoras


(Este, y otros muchos artículos, los puedes encontrar en andrewrobson.co.uk.)



Las perdedoras son cartas que no serán bazas.

Descartar perdedoras significa deshacerse de ellas.

Ahora vamos a ver como descartarnos perdedoras en ganadoras de la otra mano, normalmente la del muerto.

 

A.

B.

C.

Muerto


♠ 7 6 5 4
 A Q 2
♣ 2

 

-Picas triunfo-
Declarante


♠ K Q J 10 9
 K 3
♣ 3

Muerto


♠ 7 6 5 4
 A Q 2
♣ 2

 

-Picas triunfo-
Declarante

♠ K Q J 10 9 8

 3
♣ 3

Muerto


♠ 7 6 5 4
 A Q 2
♣ 2

 

-Picas triunfo-
Declarante

♠ K Q J 10 9 8

 K
♣ 3

 
La salida está en nuestra mano y no tenemos entrada en el muerto (ni siquiera en el palo de diamantes que no mostramos).

 

Vamos a suponer que necesitamos descartarnos del 3♣, que es perdedora, en los corazones del muerto antes de perder con el A♠.

En (A), tomamos el K
(el honor de la mano corta) y luego salimos hacia la Q. Cuando continuemos con el A, nos descartaremos del 3♣ (esperando que ambos oponentes sirvan en las tres rondas de corazón).


En (B), necesitamos asumir un riesgo del 50%. Salimos del 3 e impasamos hacia la Q del muerto, esperando que el K esté en la segunda mano. Fíjate en que, si no necesitáramos eliminar el trébol de nuestra mano, no nos arriesgaríamos a hacer el impás de corazón, ya que, si no saliera, tendríamos una perdedora innecesaria.


En (C), sobretomamos el K con el A, y luego jugamos la Q y descartamos el 3♣. Hemos sacrificado la tercera baza de corazón para poder cruzar al muerto.

 

 

 

Subastar para dar la salida

 

Subastar para dar la salida (I)

 

Cuando nos estiramos mucho para hacer una subasta, hay que ser conscientes de que pueden doblarnos e irnos abajo con una multa enorme (si nuestro compañero no tiene una mano adecuada). Entonces, la ventaja que saquemos de hacerlo tiene que ser mayor que el posible perjuicio.

El objetivo principal de subastar con una mano ligera, con la que no esperamos ganar la subasta, es atraer a nuestro compañero hacia la mejor salida. Cuánto más queramos que nuestro compañero haga esa salida, más debemos estirarnos.

Supongamos que no hay nadie vulnerable, ambos oponentes han subastado y nuestro compañero ha pasado. La subasta ha ido (1)-P-(1)- ¿?

¿con cuál de estas manos te gustaría estirarte?

 

Mano 1

Mano 2

 K Q 7 
 J 9
 J 9 7 4 3 2
 A 6

 K J 6 2
 9 6 2
 K Q 10 9 3
 8

 
  • Pasa con la mano 1.
  • Subasta 2 con la mano 2.

En este segundo supuesto es bastante probable que los oponentes acaben en un contrato a corazón y que nuestro compañero tenga la salida.

Pero con la mano 1 desde luego que no queremos que nuestro compañero salga a diamante. Si no intervenimos, es bastante probable que nuestro compañero salga a trébol, que es el otro palo no subastado.

 

 

El análisis de la Calidad del Palo (CP)

 

En ocasiones, saber si un palo es lo suficientemente bueno nos ayudará a tomar decisiones, como, por ejemplo, sobre si podemos subir la subasta hasta un nivel determinado, o si podemos abrir de dos débil, o intervenir con un barrage.

 

El Test de Calidad del Palo nos va a indicar la fuerza que tiene un palo.

 

Contamos el número de honores que tenemos en ese palo y le sumamos el número total de cartas en ese palo.

 

La respuesta es la calidad del palo = CP.

Por ejemplo, si tenemos un palo con Q-8-7-4-2, este palo tiene 1 honor y 5 cartas. 1 + 5 = CP de 6.

 

La C debe ser igual o superior al número de bazas para la cual estamos haciendo una intervención.

 

Si nuestro palo tiene una CP de 6: un palo de este tipo no es lo suficientemente bueno para una intervención, ni siquiera a nivel 1 (si intervinimos a nivel 1 nos comprometemos a hacer 7 bazas y eso requiere una CP de 7).

 

K-J-9-5-4 tiene una CP de 7 (2 honores + 5 cartas): es lo suficientemente bueno para intervenir a nivel uno (suponiendo que tengamos suficiente fuerza extra en la mano), pero no lo suficientemente fuerte para intervenir a nivel dos.

 

Para calcular la CP contaremos todos los honores (incluido el 10, que siempre se nos olvida que es un honor) pero sólo contaremos el J o el 10 como un honor para la C si, además, tenemos un gran honor en el palo.

 

J-8-5-4-3-2 tiene una CP de 6. No contamos el valet ya que no hay un honor mas alto en ese palo.

 

K-J-8-4-3-2, sin embargo, tiene una CP de 8. El valet toma todo el valor cuando está acompañado de un honor mas alto.

 

La Regla del 10 es un derivado útil del Test de la Calidad del Palo. ¡Podemos insistir en que nuestro palo sea el triunfo si tiene una CP de 10!

 

Por ejemplo, imaginemos que tenemos esta mano:

 

♠ A 3


K Q J 10 6 4


8 7


Q 3 2

 

Nuestro compañero abre de 1♦, respondemos 1♥ y él redeclara 2. ♦¿Como continuamos?

El palo de corazón tiene una CP de 10 (4 honores + 6 cartas). Por lo tanto, podemos insistir en el corazón como triunfo y saltar a ♥4. Aunque nuestro compañero tenga fallo a corazón, puede que sólo perdamos una baza en el palo.

 

Cambiemos la mano a:

 

♠ A 3


K Q 8 6 4 3


8 7


Q J 10

 

Ahora, después de 1: 1, 2 ( ) debemos decir sólo ♥♥. Esta es una redeclaración que muestra 6 cartas de corazón, pero este palo necesita del apoyo de nuestro compañero. No nos vamos a sentir muy cómodos jugando 4 con un fallo o un semifallo chico enfrente.

 


 

¡¿A que son geniales sus enseñanzas?!

www.ronklingerbridge.com/

 

 

Cuando no debemos hacer un doblo penal


 

Cuando los oponentes hayan llegado a un contrato que creas que no cumplirán, parece normal doblarles para conseguir más puntos. Pero no es tan sencillo como parece ¿qué sucede si ellos tienen un contrato alternativo en el que refugiarse?

Veamos esta mano:*

  • Dealer: Sur
    Vul. N/S

    A J 10 9

    A 6 5 3

    J 8 4 2

    7

     

    7 4 3

    7

    7 6 5 3

    K J 9 8 3

     

    N

    O

     

    E

    S

     

    K 8 6 5 2

    Q J 10 8

    Q 10 6 2

     

     

    Q

    K 9 4 2

    A K Q 10 9

    A 5 4

     

 

Oeste

Norte

Este

Sur

 

 

 

1

paso

1

paso

4 ♥

paso

4ST

paso

5♣

paso

6 ♥

D

paso

paso

7 ♦

D

T.P.

 

Norte subasta agresivamente un pequeño slam tras haber usado la convención Blackwood (4ST) con la que le pregunta a su compañero cuantas cartas claves tiene (5♣ muestra 3 o ninguna). Cuando Este dobló Norte reaccionó. Era evidente que los ♥ de Este eran lo suficientemente fuertes como para derrotar a los 6♥ por lo que Norte convirtió a los ♦ en el triunfo, subastando incluso un Gran Slam. Este dobló de nuevo -quizás menos confiado- y Oeste salió del 7♥.

Sur ganó con el K♥, tomó el A♣ y falló el 4♣ con el 2♦. Salió del 4♦ hacia el 9♦ (fijándose en que Este descartaba el 5♠), falló el 5♣ con el 8♦ y sobre-tomó el J♦ con la Q♦ para terminar de destriunfar a Oeste (descartando en Norte el 65♥ y dejando AJ109♠ y el A♥).

Luego salió de la Q♠ hacia el A♠ y sirvió el J♠ (un “ruffing finesse”. Este cubrió con el K♠ (Sur hubiera descartado el 2♥ si Este hubiera jugado pequeño) y el declarante falló, cruzó al muerto con el A♥ y tomó el 109♠. ¡Había cumplido su Gran Slam doblado!

Si Este no hubiera doblado 6♥, Sur hubiera pasado y habría puesto dos multas.

Al considerar si se dobla o no un contrato, debemos pensar si los oponentes tienen otro contrato en el que puedan refugiarse.

 

* Esta mano y su comentario se la debemos a Andrew Robson https://www.andrewrobson.co.uk/

 

 

 

 

 

Mira qué curioso ...

 

 

¿Cuántas calorías se queman jugando al bridge?

 

Muchos jugadores de bridge acusan un cansancio enorme, tanto físico como mental, después de un torneo y eso que no involucra un esfuerzo de carácter físico, motivo por el que hay quienes cuestionan que se le denomine "deporte".

 

Bueno, es cierto que no ponemos en funcionamiento mucha musculatura pero sí muchas neuronas. Y también es cierto que no es lo mismo pasar una tarde placentera jugando bridge que estar compitiendo.

 

Robert Sapolsky, profesor de neurología de la Universidad de Stanford, en California, EE.UU, asegura que los grandes maestros de ajedrez consumen entre 6.000 y 7.000 calorías al día cuando están compitiendo “generan un estrés psicológico masivo simplemente con el pensamiento”.

 

Todo está hecho con el pensamiento, la memoria y la emoción, e igual sucede en el bridge.

 

Pero como ninguno de nosotros estamos ni en la alta ni en la media competición, nos interesaría saber cuantas calorías podemos gastar en una pool normal.

 

Se calcula que una hora de juego de cartas quema 105 calorías, y un estudiante unas 126 calorías ¿cuánto gasta el cerebro? ¿cuánto quemamos al pensar? Si de promedio se necesitan 1.300 calorías para los procesos biológicos y el cerebro consume cerca de 300, está claro que el cerebro es el órgano que más calorías consume. ¡Pero hay que entrenarlo!

 

Según Scientific American, pensar un poco más de lo normal, como por ejemplo en un examen o durante ejercicios mentales, no exigiría mucha más energía de lo habitual, a diferencia del ejercicio físico donde si es necesaria una dosis extra de energía.

 

Aunque el “agotamiento mental” es muy común y pensar más de lo normal y con una concentración extra requiere, por lógica, más energía de la normal, el cerebro no requeriría mucha más energía de la que utiliza normalmente, ya que es un órgano que consume una cantidad ingente de energía de forma natural. Parece ser que la fatiga física que sentimos tras un período de pensamiento excesivo se debería, nada más y nada menos, que al simple hecho de pensar que hemos hecho un gran esfuerzo. Solo con que nuestra mente piense que tenemos que estar cansados, lo estaremos, y la “culpa” será del esfuerzo mental extra. Curioso, ¿verdad?

 

El cerebro pesa de promedio unos 1,4 kg, que viene a ser un 2% del peso corporal total pero, sin embargo, ¡gasta el 20% del total de nuestras calorías en reposo! Impresionante para un órgano tan pequeño. como hemos mencionado:

  • El gasto de calorías promedio de una persona normal son 1.300 Kcal (kilocalorías) en 24 horas.

  • El cerebro consume cerca de 300 de estas 1.300 calorías.

Un estudio comparó a un grupo de estudiantes que trabajó intensamente en ordenadores, con otro que descansaba. La energía que ambos usaron fue casi la misma. Sin embargo, al terminar su tarea, aquellos que hicieron trabajo mental ingirieron cerca de 200 calorías más.

 

Esto se debe a que el cerebro toma su energía de la glucosa y la concentración hace bajar los niveles de glucosa en sangre. Otra razón es que el cerebro nunca deja de controlar la respiración, la digestión y otras funciones corporales y durante la noche está ocupado soñando y durante el día procesando toda la información que le traen los sentidos. Todo esto consume menos de una caloría por minuto.

 

Y si una persona usa de promedio de 20 a 50 calorías al día para pensar …. ya sabes, mucho tenemos que pensar para quemar ese gin tonic que tanto nos gusta al jugar.

 

Nivel: Para quienes deseen sonreir

¡Ah! ¿Qué las cartas tienen un nombre?

 

Cuando asistimos a la primera clase de bridge nos enseñan que se practica entre cuatro jugadores y en parejas contrapuestas, las cuales son identificadas por los puntos cardinales: así una pareja es Norte-Sur y la otra Este-Oeste.

 

También aprendemos que el juego se practica con 52 cartas de la baraja francesa y el valor o rango de los palos, que es decreciente: Picas , Corazones (llamados también palos ricos o mayores), Diamantes y Tréboles (a los que llamamos palos pobres o menores).

 

Es curioso que mientras el artículo 1 del Reglamento del Bridge Duplicado dice que el palo se llama picas, nosotros frecuentemente le cambiamos el género y hablamos de picos.

 

También dice este artículo 1 que cada palo consta de 13 cartas, cuyo valor es decreciente (A K Q J 10 9 8 7 6 5 4 3 2) y nos indica el nombre de algunos de los honores, como el As, el Rey, la Dama o el Valet.

 

Cuando ya no somos tan principiantes y empezamos a jugar, seguimos recordando (¡¡faltaría más!!) que somos Norte-Sur o Este-Oeste y, por supuesto, el orden de prelación de los palos y las cartas, … pero ¡se nos olvida su denominación correcta!

 

¿Quién no ha escuchado a alguna bellísima señora indicarle al muerto que juegue la “cu”? Y quien dice la “cu”, dice la “ca” o la “jota”.

 

Veamos un símil. Supongamos que estamos viendo un partido de tenis. ¿Te imaginas la cara que pondrías si un lustroso caballero comentara en alto “en el saque se le fue el balón”, o “el esférico tropezó con la red”? Sinceramente, ¿qué pensarías?

 

¿Agradecería que alguien le recordara que, aunque balón, esférico o pelota son vocablos que sirven para identificar un objeto similar, cada uno tiene un ámbito en el que resulta más adecuado?

 

Así que te sugerimos que dejes la “jota” como baile de Aragón, y la “cu” y la “ca” para fumigar.

 

Anímate a recordar que en el Bridge tenemos REY, DAMA y VALET. Parece muy elegante. ¿A que empieza ya a sonarte mejor?

 

As

A

Rey

K

Dama

Q

Valet

J

 

 

 

 

Para ver la respuesta correcta mira en la pestaña "Todo al descubierto" que hay a la izquierda ... pero mejor inténtalo primero y vemos la respuesta la próxima semana.